Las trabajadoras de comedores en lucha, ¡nosotras también!

Artículo firmado por las siguientes feministas: Edurne Eguzkitza, Maite Irazabal, Aurora Iturriotz, Juana Aranguren (candidata de Plazandroek a la alcaldía de Donostia), Pili Gil y Miren Aranguren.

Son muchos los meses que las trabajadoras de los comedores escolares llevan luchando por mejorar sus condiciones laborales. A la vez que defienden sus derechos, estas trabajadoras también están defendiendo mejorar la calidad del servicio que prestan. Tanto madres como padres quieren que sus criaturas estén bien atendidas, que se les dedique el suficiente tiempo. Por esto mismo nos resulta aún más incomprensible que desde diferentes medios de comunicación y algunas asociaciones de padres y madres se deslegitime esta lucha.

Este colectivo está compuesto prácticamente en su totalidad por mujeres. Al igual que todos los sectores feminizados, al parecer, también los comedores siguen siendo un trabajo al que le niega el estatus de empleo digno.

El sistema capitalista patriarcal adjudica a las mujeres todas los trabajos socialmente necesarios para la supervivencia (cuidados, alimentación, …) sin darle ningún tipo de reconocimiento social ni económico. Pero además cuando estas funciones son mercantilizadas, y pasan al mercado laboral formal lo hacen en unas condiciones de precariedad.

El conflicto de los comedores escolares ha puesto de manifiesto  por un lado que estos trabajos son imprescindibles, y por otro  a dejado en evidencia las carencias y falta de voluntad política por partes  de la administración y poderes públicos para asumir estas necesidades sociales: falta de servicios sociales públicos y de calidad, falta de ayudas económicas, acabar con la explotación laboral de las mujeres, políticas de conciliación efectivas… Esta es la única manera de explicar la cerrazón e inmovilismo ante este conflicto laboral.

Hay quien  pretende distorsionar esta lucha argumentada que es meramente por un incremento salarial. No es cierto. En la lucha de los comedores escolares se está exigiendo, entre otros puntos, formación, equiparación de condiciones laborales y reconocimiento de su función educadora, ya que debemos hacer hincapié en que estas mujeres no solo cumplen una labor de cuidados si no que además realizar una importante función educativa.

No obstante, aunque solo se tratara de una reivindicación por un incremento salarial cobrando como están una media de 350 euros,¿acaso no tendrían derecho a reivindicar una mejora salarial? ¿Acaso quienes hacen estas críticas serían capaces de vivir con este salario?

A las mujeres se nos niega el derecho a un empleo de calidad y poder acceder a un proyecto de vida independiente. A las mujeres aún se nos reserva un mercado laboral precario, sin derechos y con gran dificultad para organizarnos debido a la atomización de estos sectores. Así sucede en limpieza, comedores, trabajadoras del hogar y sector servicios en su conjunto. No es casualidad, sino una estrategia bien diseñada para dificultar aún más la articulación de estas luchas.

No ha sido un camino fácil acceder al mercado laboral regulado, nadie nos ha regalado esta opción, sino que ha sido gracias a la lucha que hemos desarrollado  durante largos años. Podemos decir abiertamente, por lo tanto que luchar merece la pena. Sin embargo, ahora, cuando hemos accedido a este mercado laboral formal, tal como hemos mencionado anteriormente se nos sigue negando participar en igualdad de condiciones. Se nos discrimina relegándonos a trabajos de menor valor social y económico, lo que consolida un sistema de dependencia en su expresión más amplia: ni sueldo decente, ni casa, ni proyecto de vida autónomo…

Es hora  de dar un paso mas adelante y  seguir combatiendo por la dignificación de estos empleos y en contra de la precariedad. Las mujeres tenemos derecho a llevar adelante nuestras reivindicaciones laborales y la lucha por nuestros derechos. Y nadie puede poner en cuestión que hagamos nuestros estos espacios de confrontación.

Por todo ello, el movimiento feminista queremos solidarizarnos con estas mujeres, felicitarlas por la lucha que están desarrollando y  animar a todas las personas a participar en todas las movilizaciones que se realicen. Porque la lucha por la mejora de las condiciones laborales es también la lucha por una mejora de las condiciones de vida de todas las mujeres.

Advertisements

2 Erantzun

  1. Juana, te votare con muchisimo gusto. A la Borbona, ni agua

  2. Saluda, saluda, Bobona!!!!

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: