Una ciudad feminista y verdaderamente laica

Agurtza Zubero, integrante de la plataforma política de mujeres Plazandreok

Aunque el laicismo no sea una lucha específica del feminismo, las feministas tenemos nuestro propio discurso en este ámbito, ya que el feminismo y los derechos de las mujeres son constantemente atacados por las élites de las confesiones religiosas patriarcales. Todas las religiones, especialmente las monoteístas, tienen un afán obsesivo por controlar la vida, los cuerpos y la sexualidad de las mujeres, restringiendo la sexualidad a la procreación, condenando el aborto, el divorcio y negando la diversidad sexual o cualquier conducta al margen del matrimonio heterosexual. Prueba de ello son las distintas opiniones públicas que expresa la iglesia ante cualquier tema de calado social que afecta o atenta contra los derechos y la vida de las mujeres.

También somos conscientes de los privilegios que goza la iglesia católica a raíz de los acuerdos firmados entre el estado y el Vaticano en 1979, que repercuten de manera significativa en la educación. Entre los privilegios aceptados y que denunciamos se halla el que se le concede a la asignatura y al profesorado de religión, así como las subvenciones que otorga el departamento de Educación del Gobierno vasco para la formación de este profesorado.

Estas razones, mas la influencia de las divertidas campañas a favor de una escuela laica lideradas por la Asamblea de Mujeres de Bizkaia, nos empujaron a organizar en estos tres últimos años unas jornadas sobre feminismo, laicidad y ciudadanía. También hemos editado una revista, que ha sido el motivo para que la derecha más recalcitrante nos acuse de profanas y sacrílegas.

En nuestro programa electoral abogamos por una ciudad laica, donde las instituciones se desvinculen de la religión dominante. Así, proponemos la creación de oficinas de información, gestión y tramitación ágil de los derechos de la ciudadanía (apostasía, testamento vital, etc). Demandamos también la adecuación y creación de salas para celebrar funerales civiles, la retirada de símbolos e imágenes religiosas de los edificios públicos y de nuestras calles, la supresión de subvenciones y privilegios a la iglesia por parte de las administraciones y la no comparecencia de representantes municipales y forales en actos religiosos.

También hacemos nuestras las medidas que propone la asociación Europa Laica para crear conciencia de laicidad en la sociedad, tales como que se prohíba a toda persona que ocupe un cargo público participar en actos de naturaleza religiosa o que se impida a las distintas administraciones destinar suelo a infraestructuras de cualquier confesión. Apoyamos que se prohíban los ritos y celebraciones religiosas por parte de las administraciones locales y no estén presentes en los centros sanitarios, educativos y residenciales que dependan de las administraciones clérigos, capillas, etc. Abogamos así mismo por acabar con cualquier referencia religiosa en los calendarios, callejeros o centros públicos, incorporando nuevas festividades o denominaciones civiles más neutras.

Dada la importancia de la educación, proponemos implantar un nuevo comisariado, encargado de velar por la laicidad de las enseñanzas impartidas en los centros públicos y en los centros privados subvencionados con fondos públicos, con el objetivo de evitar cualquier injerencia de convicciones religiosas en los objetivos educativos. También propugnamos avanzar hacia la supresión de la asignatura de religión en la enseñanza pública y concertada y, a muy corto plazo, a que esta enseñanza quede fuera del horario escolar.

Desde Plazandreok apoyamos la denuncia de Europa Laica sobre la financiación de la iglesia a través de la declaración de la renta, ya que el montante asignado se resta del fondo común de todas las personas, es decir, se detrae del conjunto de lo declarado anualmente consiguiendo que todas las personas paguemos aún sin desearlo. Además, al no poder concretar a qué organización social queremos destinar el importe que aportamos al marcar la casilla de fines sociales, una gran parte de la asignación va a entidades de la propia iglesia católica.

En la línea de lo que plantea Europa Laica, nos parece especialmente criticable que a la iglesia católica oficial no le afecte la crisis, ya que vive en un paraíso fiscal, libre de impuestos y acon la mayoría de sus bienes y cuentas totalmente opacos. Es propietaria de un gran patrimonio inmobiliario y mobiliario; obras de arte, suntuosos trajes y joyas; posee participaciones financieras, empresas mediáticas y de comunicación social y es partícipe en multitud de grupos empresariales de diversos ámbitos. Además, recibe donaciones de sus fieles y, en ocasiones, se apropia de forma ilegal de patrimonio; registrando a su nombre inmuebles como templos, cementerios o casas sacerdotales que carecen de títulos de propiedad. Cuenta también con las aportaciones directas y la valoración por exención de impuestos, por lo que se calcula que el Estado español entrega a la iglesia católica más de diez mil millones de euros al año.

Desde Plazandreok subrayamos que el feminismo es imprescindible para avanzar hacia la igualdad real entre mujeres y hombres. Abogamos por una sociedad más igualitaria y, en consiguiente, más justa y sostenible. En ese camino, el laicismo, la reivindicación de que las instituciones respeten la diversidad de las personas y se desvinculen de la religión dominante, resulta fundamental.

Advertisements

“¿De qué os extrañais?” Reflexiones de Axun Urbieta ante

Axun Urbieta, candidata de Plazandreok a las Juntas Generales de Gipuzkoa

Dominique Strauss Kahn, director del F.M.I y candidato del partido socialista francés, está encarcelado, acusado agresión sexual e intento de violación. Y todo el mundo está sorprendidísimo. ¿Cómo es que a un señor con tanto dinero, con tanto poder, le han podido pillar en eso? O:  “Imposible, un señor de estos no hace esas cosas”. O: “tiene mucho poder, luego muchos enemigos, le han puesto una trampa”. Pobre hombre.

Nosotras, Plazandreok, también estamos por la presunción de inocencia. Faltaría más. Pero poderosos aprovechándose de su poder para acosar y/o agredir a mujeres es algo que se repite y se repite, y además con impunidad, desde que nos acordamos. Hagamos un repasito a hechos de lo más recientes:

Daniel Ortega (hoy presidente de Nicaragua y jefe del Frente Sandinista), fue acusado por su hijastra Zoilamerica Narvaez de agresiones sexuales y violación, que empezaron cuando ella tenía ella 13 años. Él es la primera figura, el símbolo de la revolución sandinista. Pero el comandante no solo se fue de rositas. En las siguientes elecciones fue el más votado y hoy es presidente de su país.

La imagen de Boris Yelsin, pellizcando a una secretaria en no se qué reunión importantísima, dio la vuelta al mundo. Bueno, este era porque bebía, y era así de simpático.

Recordemos la larguísima carrera de obstáculos y humillaciones públicas por las que tuvo que pasar Nevenka Fernández en su juicio por acoso a Ismael Alvarez, Alcalde de Ponferrada, del PP.

Moshe Katsav, ex primer ministro israelí, tuvo que dimitir, acusado, juzgado y sentenciado por violación. ¿O eran varias violaciones?

Las denuncias de Mujeres de Negro de la ex Yugoslavia, consiguieron que las violaciones en masa de mujeres por parte de soldados, de cualquiera de los ejércitos, fueran reconocidas por la ONU como crímenes de guerra. Denunciaron por primera vez en la historia que esas prácticas eran y son habituales, estrategias de vencedores contra vencidos en todas las guerras.

Ahora estas denuncias llegan y no paran de llegar de las mujeres de Haití. A su extrema situación después de la catástrofe hay que sumarle ahora las violaciones, las agresiones por parte de los hombres que pululan por lo que se supone que es su único refugio.

Y tampoco podemos olvidar la cantidad de pederastas de la iglesia católica que han sido denunciados en los últimos tiempos. Con la complicidad del Vaticano, cuyo único esfuerzo ha sido el de tratar que no se hicieran públicos. No le importaban las niñas y los niños que padecieron esa situación. Le importaba el escándalo, provocado por los abusos de esos hombres de dios, hombres al fín y al cabo.

¿De qué os extrañais pues? Los malos tratos, agresiones y asesinatos de mujeres por parte de hombres, conocidos o desconocidos, están a la orden del día. Estamos hartas, más que hartas de oir que era un buen hombre, que se llevaban bien. O que era un enfermo o que estaba borracho, como el que violó y asesinó a Nagore Lafagge. ¿Acaso creeis que lo van a llevar escrito en la frente? Qué más quisiéramos.

Nosotras, las feministas, siempre, pero siempre, hemos dicho que no están ni enfermos, ni locos, ni borrachos, ni serenos. Que son   hombres normales y corrientes. Pobres o ricos, guapos o feos, poderosos o no. La única condición que se requiere es ser un hombre, un hombre y un machista que cree que las mujeres estamos ahí para eso. Para lo que guste mandar, para servirle a usted. Tanto si queremos como si no. A las buenas o a las malas.

Ahora, visto lo visto, con este señor tan poderoso, tan presidente del FMI y tan candidato necesario del PS francés, Plazandreok queremos creer que se acabó la impunidad. Que el acoso, las agresiones a las mujeres ni se tapan, ni se perdonan. Que si los machistas no se cortan por respeto, lo hagan por miedo a las consecuencias. Queremos creer que gracias al movimiento feminista, esto algún día se va a acabar. Y que el mundo puede ser un lugar mejor también para las mujeres. Que se acabe el silencio, que se acabe la impunidad. Que se acabe la violencia de los hombres hacia las mujeres.


Krokodilo malkoak

Axunek Berrian argitaratutako artikulua.

Krokodilo malkoak

Axun Urbieta. Plazandreok-eko Gipuzkoako hautagaia

Krokodiloek euren biktimak jaten dituzten bitartean negar egiten dute. Edo, gutxienez, hori esaten da. Horregatik, hipokrisiari buruz hitz egiteko «krokodilo malkoak» esaten dugu. Indarkeria sexista —emakumeen kontrako tratu txar eta erailketak— existitzen da oraindik, eta, tamalez, ez da gutxitzen. Komunikabideek egunero gogorarazten digute tratu txarrak pairatzen dituzten emakumeen kopurua goruntz doala eta kasuen %15a baino ez dela salatzen.

Hala ere, feministok geure burua zoriondu beharra daukagu. Orain dela hogei urteko «zerbait egingo zuen» pentsakera gaindituz, gaur egun gizonek emakumeen aurka gauzatzen duten indarkeria gizartearen gaitz moduan ikusten da, zer edo zer lotsagarria, XXI. mendeko gizarte demokratikoek gainditu gabe daukaten ikasgaia.

Jakin badakigu tratu txarrak, gizarte patriarkal honetan, gizonen aldetik emakumeok pairatzen dugun zapalketa eta esplotazioaren ondorio zuzena direla. Gizonak dira tratu txarren eragileak, bortxatzaileak, emakumeen hiltzaileak… Gizonak ziren mutil-lagun, senar, amorante, «ex» edota beste harreman motak. Apaiz, apezpiku, aita santu, enpresari, bankari, ministro, politikari eta, laburbilduz, boteredunak gizonak dira. Eta boteredunek ez daukate botereari uko egiteko gogo handirik. Eta badakigu bakarrik berdintasunean aurrera eginez desagerrarazi ahalko dugula emakumeon kontrako indarkeria.

Udal eta diputazioek orain dela urte batzuk jarri dituztela abian berdintasun politikak eta horiek garatzeko tresnak. Berdintasun legeak ditugu, bat Euskal Autonomia Erkidegokoa eta bestea Espainiako Estatukoa. Indarkeria sexistaren kontrako lege bat ere izan badugu. Eta elkarte politiko guztiek kezka handia adierazten dute. Orduan, non dago hutsegitea? Irakurtzen jarraitu

Las trabajadoras de comedores en lucha, ¡nosotras también!

Artículo firmado por las siguientes feministas: Edurne Eguzkitza, Maite Irazabal, Aurora Iturriotz, Juana Aranguren (candidata de Plazandroek a la alcaldía de Donostia), Pili Gil y Miren Aranguren.

Son muchos los meses que las trabajadoras de los comedores escolares llevan luchando por mejorar sus condiciones laborales. A la vez que defienden sus derechos, estas trabajadoras también están defendiendo mejorar la calidad del servicio que prestan. Tanto madres como padres quieren que sus criaturas estén bien atendidas, que se les dedique el suficiente tiempo. Por esto mismo nos resulta aún más incomprensible que desde diferentes medios de comunicación y algunas asociaciones de padres y madres se deslegitime esta lucha.

Este colectivo está compuesto prácticamente en su totalidad por mujeres. Al igual que todos los sectores feminizados, al parecer, también los comedores siguen siendo un trabajo al que le niega el estatus de empleo digno.

El sistema capitalista patriarcal adjudica a las mujeres todas los trabajos socialmente necesarios para la supervivencia (cuidados, alimentación, …) sin darle ningún tipo de reconocimiento social ni económico. Pero además cuando estas funciones son mercantilizadas, y pasan al mercado laboral formal lo hacen en unas condiciones de precariedad.

El conflicto de los comedores escolares ha puesto de manifiesto  por un lado que estos trabajos son imprescindibles, y por otro  a dejado en evidencia las carencias y falta de voluntad política por partes  de la administración y poderes públicos para asumir estas necesidades sociales: falta de servicios sociales públicos y de calidad, falta de ayudas económicas, acabar con la explotación laboral de las mujeres, políticas de conciliación efectivas… Esta es la única manera de explicar la cerrazón e inmovilismo ante este conflicto laboral.

Hay quien  pretende distorsionar esta lucha argumentada que es meramente por un incremento salarial. No es cierto. En la lucha de los comedores escolares se está exigiendo, entre otros puntos, formación, equiparación de condiciones laborales y reconocimiento de su función educadora, ya que debemos hacer hincapié en que estas mujeres no solo cumplen una labor de cuidados si no que además realizar una importante función educativa.

No obstante, aunque solo se tratara de una reivindicación por un incremento salarial cobrando como están una media de 350 euros,¿acaso no tendrían derecho a reivindicar una mejora salarial? ¿Acaso quienes hacen estas críticas serían capaces de vivir con este salario?

A las mujeres se nos niega el derecho a un empleo de calidad y poder acceder a un proyecto de vida independiente. A las mujeres aún se nos reserva un mercado laboral precario, sin derechos y con gran dificultad para organizarnos debido a la atomización de estos sectores. Así sucede en limpieza, comedores, trabajadoras del hogar y sector servicios en su conjunto. No es casualidad, sino una estrategia bien diseñada para dificultar aún más la articulación de estas luchas.

No ha sido un camino fácil acceder al mercado laboral regulado, nadie nos ha regalado esta opción, sino que ha sido gracias a la lucha que hemos desarrollado  durante largos años. Podemos decir abiertamente, por lo tanto que luchar merece la pena. Sin embargo, ahora, cuando hemos accedido a este mercado laboral formal, tal como hemos mencionado anteriormente se nos sigue negando participar en igualdad de condiciones. Se nos discrimina relegándonos a trabajos de menor valor social y económico, lo que consolida un sistema de dependencia en su expresión más amplia: ni sueldo decente, ni casa, ni proyecto de vida autónomo…

Es hora  de dar un paso mas adelante y  seguir combatiendo por la dignificación de estos empleos y en contra de la precariedad. Las mujeres tenemos derecho a llevar adelante nuestras reivindicaciones laborales y la lucha por nuestros derechos. Y nadie puede poner en cuestión que hagamos nuestros estos espacios de confrontación.

Por todo ello, el movimiento feminista queremos solidarizarnos con estas mujeres, felicitarlas por la lucha que están desarrollando y  animar a todas las personas a participar en todas las movilizaciones que se realicen. Porque la lucha por la mejora de las condiciones laborales es también la lucha por una mejora de las condiciones de vida de todas las mujeres.

Jantokietako langileak borrokan, gu ere bai!

Artikulu hau hurrengo feministek sinatzen dute: Edurne Eguzkitza, Maite Irazabal, Aurora Iturriotz, Juana Aranguren (Plazandreok-eko Donostiako alkatetzarako hautagaia), Pili Gil eta Miren Aranguren.

Hilabete luzeak daramatzate jantokietako langileak borrokan beren lan baldintzak hobetzeko. Beren eskubideak defendatzeaz gain, eskaintzen duten zerbitzua hobetzea ere aldarrikatzen ari dira.

Gurasoek beren seme alabak ondo zainduak egotea nahi dute, eta honetarako behar besteko denbora eskaintzea. Hau guztiagatik, oraindik ere ulertezinagoa egiten zaigu komunikabide ezberdinetatik zein guraso elkarte batzuetatik borroka hau desitxuratu nahi izana.

Kolektibo honen gehiengoa emakumeek osatzen dute. Eta antza denez bestelako sektore feminizatuei bezala jantokiko lanari ere enplegu duineko  estatusa ukatzen zaio.

Eredu kapitalista patriarkala biziraupenerako lan guztiak atxikitzen dizkigu emakumeoi (zaintza, elikadura, pertsonen ongizatea…) inolako errekonozimendu sozial zein ekonomikorik aitortu gabe. Baina, gainera, lan hauek guztiak merkantilizatzerakoan eta lan merkatu formalera eramaten dituztenean egoera prekarioenean izaten da.

Eskola Jantokietako gatazka honek agerian utzi du, alde batetik, lan hauek guztiak nahitaezkoak direla. Eta bestetik, administrazioak zein botere publikoek behar sozial hauei heltzeko dauzkaten hutsuneak eta borondate politiko eza: kalitatezko zerbitzu sozial publikoen falta, laguntza ekonomikoen falta, emakumeok pairatzen dugun esplotazio egoerekin amaitzeko borondatea, kontziliatzeko neurri eraginkorren falta… Hau izan daiteke gatazka honen aurrean erakusten ari diren jarrera  itxia eta ez negoziatzailea mantentzeko arrazoi bakarra.

Badaude gatazka hau desitxuratu nahi dutenak, diru kontua besterik ez dela argudiatuz. Ez da Egia, borroka honetan, formakuntza, lan baldintzen ekiparazioa eta beren hezitzaile funtzioaren errekonozimendua eskatzen ari dira besteak beste. Bestetik, nabarmendu beharra daukagu emakume hauek zaintza lana ez ezik heziketa lan oso garrantzitsu bat ere egiten dutela.

Halere, soldata duinago bat izateko borroka izango balitz ere, ez lukete eskubidea izango hau aldarrikatzeko kobratzen duten bataz besteko 350eko euroko  miseriazko soldata kontuan harturik? Hau esaten ari direnek soldata horrekin bizi ahalko lukete?

Emakumeoi kalitatezko enplegua izateko eskubidea ukatzen zaigu eta ondorioz norbanako bizi proiektu bat izatea. Emakumeoi oraindik ere lan merkatu prekarioenean, eskubiderik gabekoa eta atomizazioaren ondorioz antolatzeko arazo handiak dituzten  sektoreetan kokatzen gaituzte. Horrela gertatzen da, garbiketa, etxe langileak, jantokiak eta zerbitzu sektorean orokorrean. Ez da kasualitatea, borroka hauen artikulazioa zailagoa bihurtzeko ongi diseinaturiko estrategia oso bat baizik.

Ez da bide erraza izan lan merkatu arautuan sartu ahal izatea, inork ez digu  hau oparitu, urteetan egin dugun borrokari esker lortu baitugu. Ozen esan dezakegu, beraz, borrokatzeak merezi duela. Baina orain, lan merkatu arautuan egotea lortu dugunean, lehen aipatu bezala, aukera berdintasunean egoteko eskubidea ukatu egiten zaigu. Diskriminatu egiten gaituzte balore sozial eta ekonomiko txikienak dituzten lanak egokituz eta honen ondorioz  dependentzia egoera batera eramanez, ez soldata, ez etxerik, ezta bizi proiektu autonomo bat izateko aukerarik ere. Betiko eredu zapaltzailea  finkatzeko asmoarekin.

Bada ordua beraz, beste aurrera pauso bat emateko lan hauek duintzeko eta prekarietatearen aurka borroka egiteko. Emakumeok gure aldarrikapen laboralak bideratzeko eta gure  eskubideen alde borroka egiteko zilegitasuna daukagu. Inork ezin du zalantzan jarri borroka esparru hauek gureak egitea

Hau guztiagatik, mugimendu feministatik emakume hauei gure elkartasuna adierazi nahi diegu eta bide batez aurrera eramaten ari diren borrokagatik zoriondu. Beste alde batetik, aurrera eramango dituzten mobilizazio guztietan parte hartzera dei egin nahi dizuegu. Emakumeon lan baldintzak hobetzeko borroka gure bizi baldintzak hobetzeko borroka badelako ere.

No hay nada más paralizante que el voto útil

Pasaden ostiralean Plazandreok-en hautagaien bazkaria ospatu genuen Donostiako Kresalan. Donostiako alkatetzarako hautagaiak, Juana Aranguren, hitz batzuk esan zituen bukaeran. Nativel Preciado-k Público egunkarian argitaratutako artikulu baten zati bat irakurri zuen kanpaina indarrez hasteko. Hitz aproposak, bai horixe:

No hay nada más paralizante que el voto útil. Los grandes partidos, que se reparten alternativamente el poder, han logrado imponer la idea de que sólo conviene votar a los que tienen posibilidades de ganar. Como consecuencia de ese prejuicio se descalifica a los discrepantes, se impiden los matices y se torpedean las alternativas. El voto testimonial sirve, entre otras cosas, para castigar los errores políticos, corregir a los dogmáticos, incorporar al sistema las mejores propuestas de cada partido e incluso, después de lo visto en Alemania, para impedir que ganen siempre los mismos.