Parte hartzea. Propuestas sobre participación ciudadana

Plazandreok taldeak beti esan du herritarrek parte hartu behar dutela erakunde publikoetan hartzen diren erabakietan. Aspaldidanik, Foru Aldundiaren eta Udalaren eskumen atal guztietan kontseilu parte-hartzaileak sortzeko eskakizuna egin genuen. Gure Udalean honelako ekimenak hedatu egin dira eta forma hartzen ari dira ere Diputazioan. Dena den, esperientzia hauek ez dira nahikoa izan, ez baitute bermatu benetako demokrazia parte-hartzailea.

Kontsulta eta informazio espazioak sortu dira, baina instituzioen legitimaziorako eta ez herritarren behar eta interesek eskatzen duten gizarte aldaketa eragiteko, eta herritarrek politikan eragiteko. Horrek guztiak eragin ezkorra izan du herritar aktibo eta parte-hartzaileengan, praktikan ondorio mugatuak dituzten espazioek asperdura, nekea eta interes falta eragiten baitute.  Gure nahia herritarren partaidetza bigarren mailako osagai izatetik oinarrizko ardatza izatera pasatzea da.

Nuestras propuestas para promover la participación ciudadana:

1-Garantizar estructuras de participación estable para la sociedad civil vinculadas a todas las áreas municipales y forales de intervención.

2- Fortalecer y reestructurar (si es necesario) aquellos espacios ya existentes dotándolos de recursos (económicos, materiales y humanos) y dándoles la importancia que se merecen.

3-Favorecer la presencia de mujeres en estos foros, garantizando horarios y condiciones de accesibilidad apropiadas.

4- En el caso concreto del Ayuntamiento, reflexionar sobre  la composición, funciones y ámbitos de decisión del Consejo Social como órgano de participación, desvinculándolo progresivamente de su “excesiva” relación con agentes económicos y de interés, con el fin de promover su reformulación, revitalización y su vinculación progresiva a los verdaderos agentes sociales activos de la ciudad.

5-Poner en marcha mecanismos que garanticen que las personas responsables del gobierno municipal y foral debatan las propuestas concretas que lleguen desde la sociedad civil. Hay que empezar a entender que detrás de cada propuesta hay mucho trabajo y tiempo desinteresado y como tal se merece el respeto y una respuesta escrita argumentada. Proponemos crear una comisión de control, formada por miembros-as del gobierno y de la oposición.

6-Acercar los espacios públicos de debate y decisión política (plenos del Ayuntamiento y de las Juntas Generales…) a toda la ciudadanía. Para ello sería necesario arbitrar nuevas medidas de publicidad y de acceso a estos espacios y presentar órdenes del día con cronogramas fiables que permitan a la ciudadanía asistir sólo a determinadas partes del debate. Más aún, se deberían garantizar (al menos periódicamente) plenos en horario fuera del “horario laboral clásico”.

7-Generalizar el uso de consultas populares (y/o referendums) para las aquellas decisiones en las que una parte de la población afectada lo solicite.

8-Fomentar el uso de las nuevas tecnologías para que las personas con responsabilidades políticas a nivel municipal y foral puedan contestar a las sugerencias y propuestas de la ciudadanía.

Asociacionismo. Elkarteei bultzakada

Fomentar el asociacionismo desde las instituciones es dotar de salud a la participación y al funcionamiento democrático. No basta con creanr estructuras de participación simbólic: hay que apoyar la formación, gestión y propuestas del movimiento asociativo. Hay que facilitarles recursos para su funcionamiento. Hay que facilitar el trabajo en red. Hay que visibilizar y reconocer sus aportaciones.

El asociacionismo de mujeres cobra especial importancia en este programa. Las instituciones deben favorecer las actividades de las organizaciones vinculadas a la lucha por la igualdad, fomentar de manera específica la organización de mujeres jóvenes y dotarlas de espacios y de recursos para la participación.

En este sentido, se deben articular estructuras y otros mecanismos para el diálogo civil de las organizaciones de mujeres con las instituciones: en el caso del Ayuntamiento, en torno al Consejo de Igualdad, al Foro Mujeres y Ciudad y a la creación de la Casa de las Mujeres. En el caso de la Diputación, es urgente crear un órgano verdadero de participación y consulta en materia de igualdad. Se ha creado un espacio de debate (Foro para la Igualdad) insuficiente, porque ni pretende ni garantiza la interlocución de las organizaciones con la institución foral ni su participación activa en el diseño y formulación de programas de igualdad.

Es también importante seguir trabajando para mantener un espacio de encuentro e intercambio para las mujeres de nuestra ciudad y territorio, la Casa de las Mujeres. Los nuevos retos para la próxima legislatura deben ser el traslado a la sede definitiva, Villa Soroa y la implicación de la Diputación en el proyecto.

Gure partaidetza proposamenak:

1. Elkarteak bultzatzea, baliabideak handituz eta horien erabilera malgutuz. Erakunde eta elkarteen arteko harremana ez da diru laguntzetara mugatu behar, betiere epe eta bestelako prozedura korapilatsuen menpe. Bide berriak bilatu behar dira, proposamen interesgarriak bideratu (eta finantzatu) daitezen, epez kanpo bada ere.

2. Elkarteen jarduerak eta ekintzak erakustarazi behar dira, hedatze iraunkorrerako hainbat bide erabiliz (webguneak, aldizkari elektronikoa, informazio orriak, eta abar)

3. Berdintasunaren alde borrokatzen duten taldeen eta Udalaren arteko elkarrizketa sustatzen duten egitura eta guneen aldeko apustua (Berdintasunerako Kontseilua, Emakumeak eta Hiria Forua…)

4. Foru Aldundiko Berdintasunerako Kontseilua eratzea eta behar dituen baliabideak ematea (aurrekontua, langileak), botere publikoa eta elkarteen arteko tresna eraginkor eta sendoa izan dadin.

5. Emakumeen elkarteen protagonismoa erraztea Udal Kontseiluan eta Aldundikoan, elkarte horien independentzia eta autonomia handia bermatuko duten egiturak landuz.

6. Kontseilu horietan parte hartzen duten elkarteetako emakumeek, erakundeetakoek eta emakume arduradun politikoek berdintasuna lehentasuntzat har dezatela bermatzea,eta beharrezkoa bada prestakuntza prozesuak martxan jartzea (arduradun politikoentzat, adibidez).

7. Emakumeen Etxearen proiektoaren finkatze eta mantentzearen alde lan egitea, hau baita hiriko eta lurraldeko emakume taldeen gogoeta gune eta topagune. Beraz, erakunde bion proiektoan inplikazioa eta parte hartzea bultzatzea, ikuspegi partidisten gainetik, eta bere behin betirako egoitzara,
Villa Soroara pasa dadin lortzea.

¿Qué hace falta para combatir la violencia machista? Gure proposamenak

Argi dugu indarkeria matxista ezabatzeko benetako berdintasun politikak gauzatu behar direla, emakumeen egoera esparru guztietan hobetzeko.

Horrez gain, beharrezkoak dira arreta programak eta larrialdietarako kalitatezko zerbitzuak, indarkeria egoera konkretuei aurre egiteko. Orain arte, arretarako programa horiek zerbitzu sozialen mende egon izan dira, emakumeen egoera beste talde batzuenarekin parekatuz: droga menpekotasuna,
pobrezia, gizarteratze arazoak eta abar.

Gure ustez, berdintasun departamentuek izan behar dute eskudunak emakumeen kontrako indarkeriaren esparruan, politika guztien diseinu eta jarraipena egin dezaten, eta erantzuna politikoagoa eta integralagoa izan dadin, biktimotasuna arinduz.

  1. Servicio centralizado de atención a las mujeres víctimas de violencia sexista, dependiente de los organismos de igualdad.
  2. Casas de acogida, con atención integral especializada, que acabe con la situación de desprotección de las mujeres y con la victimización secundaria.
  3. Optimización y racionalización de los recursos de acogida existentes
  4. Redacción de un diagnóstico local sobre la violencia machista, que dé las claves del problema a nivel local para conocer las líneas de trabajo más urgentes.
  5. Redacción de un protocolo local de mejora en la atención y coordinación en situaciones de violencia, para implicar a todos los colectivos profesionales pero también a la ciudadanía. Que las mujeres sientan un verdadero apoyo y protección social.
  6. Redacción de un plan foral de prevención y atención a situaciones de violencia machista, que modernice y adecúe los servicios forales.
  7. Partidas presupuestarias a nivel local y foral, acordes con la dimensión del problema, que no es otro que la grave conculcación de los derechos humanos de las mujeres.
  8. Educar en valores de igualdad de mujeres y hombres implicando al colectivo masculino para la resolución pacífica de los conflictos y para la consecución de relaciones amorosas igualitarias.

Kultura. Las mujeres, agentes culturales

Las mujeres deben ser, además de receptoras, agentes culturales, facilitando un cambio de paradigma en el que la cultura se horizontalice y deje de ser un feudo elitista. Nuestra política cultural trabajará para favorecer el acceso de las mujeres a la producción y gestión cultural a través de políticas de acción positiva. Las nuevas infraestructuras culturales de la ciudad (Tabakalera, Victoria Eugenia, San Telmo) no pueden ser sordas a las aportaciones y problemas de las mujeres. Por ello, pondremos en marcha programas de recuperación de la memoria, pasada y presente, mediante concursos, becas de investigación, y cuotas en la compra de nuevas obras artísticas y fondos bibliográficos.

Visibilizaremos las propuestas culturales alternativas que, lejos de estereotipos y clichés, promuevan la reflexión y el espíritu crítico entre la ciudadanía. Al mismo tiempo, y en cumplimiento de la Ley vasca de Igualdad, el Ayuntamiento y la Diputación no subvencionarán actividades, programas, grupos o colectivos que discriminen a las mujeres.

En la planificación de las fiestas municipales, se buscará la participación ciudadana y se tendrán en cuenta las necesidades específicas de los distintos colectivos. No se permitirán manifestaciones festivas que discriminen o degraden a las mujeres y a otros colectivos. En este sentido, trabajaremos para que los alardes de Irun y Hondarribia sean públicos y mixtos, cumpliendo la Ley de Igualdad y sin subterfugios jurídicos que perpetúen la división de la ciudadanía y la discriminación de las mujeres.

Kultura arloan gure proposamenak:

1. Emakumeen partaidetza eta ikuspuntu feminista bultzatzea kulturaren kudeaketa eta ekoizpenean, eta kultura programen osaketan herritarren partaidetza sustatzea. Ikuskizuneko kultura batetik hiritartasunaren kultura batera igaro behar dugu.

2. Tokiko eskaintza kulturaletan hizkuntza eta irudi ez-sexistak erabiltzea. Publizitate sexista eragoztea foru eta udal tokietan.

3. Emakumeen orainaldiko eta iraganeko memoria berreskuratzeko programak martxan jartzea: lehiaketak, bekak eta obren erosketan kuotak ezartzea. Emakumeen inguruko dokumentazio zentro bat zabaltzea.

4. Liburutegi eta kultur etxeetarako aurrekontu sail handiagoak bideratzea. Oraindik kultur etxerik ez duten herri eta auzoetan kulturuneak sortzea.

5. Hiri barnetik urrun diren auzoetan ere kultura eskaintza areagotu.

6. Emakumeak baztertzen eta gutxiesten dituzten taldeei diru laguntzarik ez ematea.

7. Jaien programazioan jendearen parte-hartzea eta ikuspegi feminista bultzatzea.

8. Emakumeentzako alfabetizazio digitalaren programa intentsiboak martxan jartzea, bereziki 50 urtetik gorakoentzat. Eta erraztasunak eman multzo honek hardware duten makinak eros ahal ditzan. Halaber software librea bultzatzea bai administrazioan bai eta hiritarren artean.

9. Emakume gazteen kreatibitatea pizteko programak martxan jartzea: arte eta rock koloniak neskentzat, pop-rock konkurtsoak, entseiu eta sorketa aretoak eta kurtso bereziak.

10. Kulturako eta jendaurreko ekitaldiak emakumeen beharretara egokitzea. Zerbitzu sozialak martxan jartzea, emakumeek ekitaldi kulturalak gozatu ahal izan ditzaten.

11. Lehendik dauden kultura taldeei laguntza ematea. Kultura elkarteak sustatzea. Diru laguntzak eskatzeko tramiteak eta hiriko azpiegiturak erabiltzeko tramiteak erraztea.

12. Euskararen aldeko apustua egitea kultura berri honen hizkuntza izan dadin.

Hezkuntza proposamenak. Coeducación, euskera, no violencia

Honako hauek dira gure hezkuntza politikaren ardatzak:

– Hezkidetza bultzatu

– Heziketa afektibo-sexual anitza eta aurreiritzi gabekoa

– Gatazkak modu bakezalean konpontzeko hezkuntza

– Eskola publiko eta laikoa

– Euskeraren lehentasuna

Estas son nuestras propuestas en materia de Educación:

1- Promover la coeducación en nuestras ciudades y pueblos. Formación de la mesa de coeducación para acompañar a los centros educativos en la aplicación en la Ley de Igualdad.

2. Impulsar la creación de programas educativos especiales con perspectiva feminista que sirvan de apoyo a los centros educativos de la ciudad en aquellos temas centrales de la coeducación, la orientación profesional no sexista y la prevención de la violencia machista.

Estos programas en función de las necesidades y de la demandad tendrían una doble vertiente, por una parte de refuerzo y apoyo al profesorado y por otra, de intervención directa con el alumnado.

3- El ciclo formativo que abarca de los 0 a los 3 años de edad es fundamental en la educación de las criaturas, de manera que la primera socialización de éstas no esté condicionada por los estereotipos de género que imperan en la sociedad actual. En la medida que esta etapa educativa está gestionada por diversas instituciones, entre ellas el ayuntamiento trabajaremos por:

  • Promover la creación de las plazas necesarias en las escuelas infantiles a fin de que se cubra toda la demanda.
  • Flexibilizar los horarios del profesorado y personas implicadas en este ámbito de manera que se favorezca la corresponsabilidad de la vida personal, familiar y laboral.
  • Garantizar la formación del profesorado de estos centros en coeducación.
  • Promover grupos de madres y padres en las escuelas infantiles para debatir e impulsar una educación en la igualdad entre niñas y niños.

4- De la misma manera en las Escuelas Taller, de competencia municipal, impulsaremos:

  • Programas que garanticen una formación en coeducación del profesorado.
  • Intervenciones entorno a la orientación profesional no sexista, tantoen la vertiente del profesorado facilitándole recursos y materiales, como intervenciones directas con el alumnado.
  • Acompañamiento a aquellas chicas que optan por profesiones consideradas tradicionalmente masculinas en sus primeros pasos en el mundo del trabajo.

5- Potenciar estrategias no violentas de resolución de conflictos desde los ayuntamientos y diputación.

6- Impulsar procesos para fortalecer una escuela pública laica que eduque en la igualdad respetando la diversidad y sin adoctrinamientos religiosos.

7- Programas de educación vial y valores de ciudadanía para la población escolar y adulta.

8- Trabajaremos para introducir en el ámbito escolar el aprendizaje y uso del software libre y acabar así con el monopolio de las grandes empresas de la informática.

9. Trabajaremos por la normalización del euskara y el respeto a los derechos lingüísticos de la ciudadanía. Para ello, promoveremos, entre otras cosas, medidas para euskaldunizar la administración local y su funcionamiento interno y para fortalecer el uso del euskera en la vida cotidiana de la ciudadanía.

Política social. Bazterkeriaren kontra egiteko, ikuspegi feminista, behar-beharrezkoa

Emakume eta gizonen arteko egiturazko desberdintasunak emakumeentzat bazterketa sozial handiagoa dakar. Genero desberdintasunari beste bazterketa mekanismo gehitu behar ditugu:  arrazakeria, adina, etnizitatea, hizkuntza, sexo jaidura, klasea, kultura, eritasuna, mendekotasuna… Horiek guztiek emakumeen egoera soziala baldintzatzen dute. Jakin badakigu ere emakumeek txiro izateko arrisku gehiago daukatela; “pobreziaren feminizazioa” izeneko fenomenoaren ondorioz.

Kontutan hartu behar dugu ere emakume zahar gehiago daudela (gizonek baino bizi itxaropen handiagoa daukatelako), eta dibortziatu eta alargun geratutako emakume asko euskarri ekonomikorik gabe geratzen direla.

Faktore ekonomikoek ere badute zerikusia: diru sarrera eskasak izatea, emakumeek sufritzen duten lan eta soldata diskriminazioaren ondorioz; gaizki ordaindutako lanak izatea; onartu gabeko lanak egitea; aldi bateko lanpostuak eta lanaldi murriztuko enpleguak areagotzea; emakumeen langabezia eta abar. Emakume etorkinek diskriminazio anitza pairatzen dute; aipagarria da paperik gabeko pertsonen artean gehiengoa emakumeak direla.

Ondorioz, gizarte politikak genero ikuspegia kontutan izan behar du. Alde batetik, emakumeen beharrak kontutan hartzeko eta euren bazterkeria egoeren kontra egiteko. Bestalde, eurekin lan egiterakoan estereotipazioa eta biktimizazioa ekiditeko.

Estas son nuestras propuestas en materia de política social:

1- Eliminar la consideración exclusiva de las mujeres como grupo vulnerable, de identidad única, inactivas, dependientes, protectoras, víctimas pasivas que legitiman e implementan políticas asistencialistas y paternalistas.

2- Trabajar en la mejora de las condiciones y posiciones de estas mujeres, no sólo mejorando sus necesidades más prácticas e inmediatas (mejora de las condiciones de vivienda, empleo, salud, etc) sino poniendo en marcha todas las herramientas y estructuras necesarias para incidir en los intereses estratégicos de estas mujeres. Trabajar sus posiciones, posibilitar el acceso a los bienes y recursos económicos, políticos, sociales y culturales, a la formación, a la información, a la toma de conciencia a nivel personal y colectivo de la propia subordinación que sufren las mujeres en general, en definitiva, abrir cauces de participación para impulsar el empoderamiento de las mujeres.

3- Reconocer los derechos sociales y las políticas universales para garantizar las posibilidades de acceso igualitario de hombres y mujeres a los bienes y recursos sociales.

4- Fomentar a través de procesos de participación y empoderamiento desde la perspectiva feminista la capacidad en la toma de decisiones de las mujeres migrantes en todos aquellos aspectos sociales que les afectan directamente.

5. Reivindicar e impulsar medidas a favor de los derechos civiles, políticos y sociales de las personas inmigrantes.

6- Introducir la perspectiva feminista, es decir, incorporar los intereses, necesidades y aspiraciones de mujeres y hombres en el diseño e implementación de programas, recursos y servicios. Crear organismos municipales y forales que velen por el cumplimiento efectivo de la introducción de la perspectiva feminista en las áreas de los servicios sociales y evalúen el impacto de género de los programas y actuaciones.

7- Reivindicar y trabajar para la puesta en marcha de políticas sociales integrales que atiendan a diversos sectores sociales de la población en función de sus características, necesidades, intereses y demandas específicas.

8. Establecer protocolos de atención que prioricen el apoyo a mujeres afectadas por diversas desigualdades sociales.

9- Señalar de forma explícita en los baremos de admisión de los diferentes servicios (ej. asistencia domiciliaria,…) en qué medida las incapacidades detectadas tienen un origen cultural-educativo o funcional.

10- Proponemos el concepto de “desfamiliarización”, es decir, la adquisición y medición de los servicios y prestaciones económicas en base a la adquisición de “derechos individuales”.

El uso del tiempo para la sostenibilidad de la vida. Lana eta etxeko lana

La sostenibilidad de la vida requiere de dos tipos de trabajo, el asalariado y el familiar, que las mujeres realizamos. El primero en condiciones de desigualdad y precariedad respecto a los varones y el segundo gratuito, sin ningún tipo de reconocimiento, ni económico, ni social. La situación de crisis en la que nos encontramos hace que las mujeres sean quienes desempeñen los trabajos de atención privada, con unas condiciones laborales especialmente precarias. Percibiendo menos por el mismo empleo, con contratos a tiempo parcial, que supone menores prestaciones, de baja cualificación, con menor promoción laboral.

El Ayuntamiento y la Diputación deben impulsar y garantizar, en todo aquello que está en su mano, el que las mujeres puedan acceder al empleo en condiciones de igualdad. En primer lugar utilizando su condición de contratante de obras, servicios y suministros y su condición de financiador de servicios (como los geriátricos) por la vía de las subvenciones. También, tendrá especialmente en cuenta la situación de la que parten los diferentes sectores de mujeres, según edad, nivel de formación y situación familiar, para diseñar estrategias de formación y fomento del empleo.

Una parte importante de las necesidades vitales de la población donostiarra y guipuzcoana se cubren mediante el trabajo familiar, cuya práctica totalidad desarrollan las mujeres.  La cobertura de las necesidades de atención a estos colectivos con servicios externos a la familia es totalmente insuficiente, y se ofrece sobre la base de que siempre habrá una mujer que realice gratuitamente el trabajo de cuidar.

Las leyes aprobadas en la última década, Ley de Igualdad Vasca y Leyes de Igualdad y de Dependencia estatales, no parecen estar cambiando sustancialmente esta situación, ya que no garantizan un sistema público y universal para la sostenibilidad de la vida. Los servicios que existen en la actualidad ofertados desde el Ayuntamiento o desde la Diputación (escuelas infantiles, centros de día, etc) presentan una oferta insuficiente, en relación al horario, cobertura, etc. Y la actual legislación no prevee la soluciónde esta situación ampliamente agravada por la crisis en la que vivimos.

En este contexto, desde Plazandreok apoyamos la larga lucha de las asistentas domiciliarias en Donostia, denunciando su precariedad laboral en una profesión, altamente feminizada, que a día de hoy, no está reconocida ni valorada, a pesar de la importancia de la misma dentro de la Ley de Dependencia.

Dada su mayor esperanza de vida, hay más mujeres que hombres que viven solas en la edad en que necesitan ser cuidadas, sin que en bastantes casos tengan familiares que les atiendan, o que les puedan dar toda la atención que necesitan. “El derecho a cuidar” no debe ocultar otro tan relevante para
las mujeres como es “el derecho a ser cuidadas”.

La dedicación de las mujeres al trabajo doméstico, al trabajo de cuidar, resuelve de manera gratuita una necesidad que de otro modo requeriría un gran desembolso de fondos públicos. Para algunas es su única ocupación, lo que les sitúa en una posición de dependencia económica nada deseable. Para
las que además tienen una actividad remunerada, la doble jornada es una sobrecarga injusta.

La política municipal y foral tiene que tener en cuenta la existencia y por tanto la necesidad de planificar el trabajo reproductivo, con el criterio de fomentar la creación de servicios externos a la familia y el reparto equitativo y corresponsabilidad entre mujeres y hombres.

Gure proposamenak: Jarraitu irakurtzen