“¿De qué os extrañais?” Reflexiones de Axun Urbieta ante

Axun Urbieta, candidata de Plazandreok a las Juntas Generales de Gipuzkoa

Dominique Strauss Kahn, director del F.M.I y candidato del partido socialista francés, está encarcelado, acusado agresión sexual e intento de violación. Y todo el mundo está sorprendidísimo. ¿Cómo es que a un señor con tanto dinero, con tanto poder, le han podido pillar en eso? O:  “Imposible, un señor de estos no hace esas cosas”. O: “tiene mucho poder, luego muchos enemigos, le han puesto una trampa”. Pobre hombre.

Nosotras, Plazandreok, también estamos por la presunción de inocencia. Faltaría más. Pero poderosos aprovechándose de su poder para acosar y/o agredir a mujeres es algo que se repite y se repite, y además con impunidad, desde que nos acordamos. Hagamos un repasito a hechos de lo más recientes:

Daniel Ortega (hoy presidente de Nicaragua y jefe del Frente Sandinista), fue acusado por su hijastra Zoilamerica Narvaez de agresiones sexuales y violación, que empezaron cuando ella tenía ella 13 años. Él es la primera figura, el símbolo de la revolución sandinista. Pero el comandante no solo se fue de rositas. En las siguientes elecciones fue el más votado y hoy es presidente de su país.

La imagen de Boris Yelsin, pellizcando a una secretaria en no se qué reunión importantísima, dio la vuelta al mundo. Bueno, este era porque bebía, y era así de simpático.

Recordemos la larguísima carrera de obstáculos y humillaciones públicas por las que tuvo que pasar Nevenka Fernández en su juicio por acoso a Ismael Alvarez, Alcalde de Ponferrada, del PP.

Moshe Katsav, ex primer ministro israelí, tuvo que dimitir, acusado, juzgado y sentenciado por violación. ¿O eran varias violaciones?

Las denuncias de Mujeres de Negro de la ex Yugoslavia, consiguieron que las violaciones en masa de mujeres por parte de soldados, de cualquiera de los ejércitos, fueran reconocidas por la ONU como crímenes de guerra. Denunciaron por primera vez en la historia que esas prácticas eran y son habituales, estrategias de vencedores contra vencidos en todas las guerras.

Ahora estas denuncias llegan y no paran de llegar de las mujeres de Haití. A su extrema situación después de la catástrofe hay que sumarle ahora las violaciones, las agresiones por parte de los hombres que pululan por lo que se supone que es su único refugio.

Y tampoco podemos olvidar la cantidad de pederastas de la iglesia católica que han sido denunciados en los últimos tiempos. Con la complicidad del Vaticano, cuyo único esfuerzo ha sido el de tratar que no se hicieran públicos. No le importaban las niñas y los niños que padecieron esa situación. Le importaba el escándalo, provocado por los abusos de esos hombres de dios, hombres al fín y al cabo.

¿De qué os extrañais pues? Los malos tratos, agresiones y asesinatos de mujeres por parte de hombres, conocidos o desconocidos, están a la orden del día. Estamos hartas, más que hartas de oir que era un buen hombre, que se llevaban bien. O que era un enfermo o que estaba borracho, como el que violó y asesinó a Nagore Lafagge. ¿Acaso creeis que lo van a llevar escrito en la frente? Qué más quisiéramos.

Nosotras, las feministas, siempre, pero siempre, hemos dicho que no están ni enfermos, ni locos, ni borrachos, ni serenos. Que son   hombres normales y corrientes. Pobres o ricos, guapos o feos, poderosos o no. La única condición que se requiere es ser un hombre, un hombre y un machista que cree que las mujeres estamos ahí para eso. Para lo que guste mandar, para servirle a usted. Tanto si queremos como si no. A las buenas o a las malas.

Ahora, visto lo visto, con este señor tan poderoso, tan presidente del FMI y tan candidato necesario del PS francés, Plazandreok queremos creer que se acabó la impunidad. Que el acoso, las agresiones a las mujeres ni se tapan, ni se perdonan. Que si los machistas no se cortan por respeto, lo hagan por miedo a las consecuencias. Queremos creer que gracias al movimiento feminista, esto algún día se va a acabar. Y que el mundo puede ser un lugar mejor también para las mujeres. Que se acabe el silencio, que se acabe la impunidad. Que se acabe la violencia de los hombres hacia las mujeres.


Política social. Bazterkeriaren kontra egiteko, ikuspegi feminista, behar-beharrezkoa

Emakume eta gizonen arteko egiturazko desberdintasunak emakumeentzat bazterketa sozial handiagoa dakar. Genero desberdintasunari beste bazterketa mekanismo gehitu behar ditugu:  arrazakeria, adina, etnizitatea, hizkuntza, sexo jaidura, klasea, kultura, eritasuna, mendekotasuna… Horiek guztiek emakumeen egoera soziala baldintzatzen dute. Jakin badakigu ere emakumeek txiro izateko arrisku gehiago daukatela; “pobreziaren feminizazioa” izeneko fenomenoaren ondorioz.

Kontutan hartu behar dugu ere emakume zahar gehiago daudela (gizonek baino bizi itxaropen handiagoa daukatelako), eta dibortziatu eta alargun geratutako emakume asko euskarri ekonomikorik gabe geratzen direla.

Faktore ekonomikoek ere badute zerikusia: diru sarrera eskasak izatea, emakumeek sufritzen duten lan eta soldata diskriminazioaren ondorioz; gaizki ordaindutako lanak izatea; onartu gabeko lanak egitea; aldi bateko lanpostuak eta lanaldi murriztuko enpleguak areagotzea; emakumeen langabezia eta abar. Emakume etorkinek diskriminazio anitza pairatzen dute; aipagarria da paperik gabeko pertsonen artean gehiengoa emakumeak direla.

Ondorioz, gizarte politikak genero ikuspegia kontutan izan behar du. Alde batetik, emakumeen beharrak kontutan hartzeko eta euren bazterkeria egoeren kontra egiteko. Bestalde, eurekin lan egiterakoan estereotipazioa eta biktimizazioa ekiditeko.

Estas son nuestras propuestas en materia de política social:

1- Eliminar la consideración exclusiva de las mujeres como grupo vulnerable, de identidad única, inactivas, dependientes, protectoras, víctimas pasivas que legitiman e implementan políticas asistencialistas y paternalistas.

2- Trabajar en la mejora de las condiciones y posiciones de estas mujeres, no sólo mejorando sus necesidades más prácticas e inmediatas (mejora de las condiciones de vivienda, empleo, salud, etc) sino poniendo en marcha todas las herramientas y estructuras necesarias para incidir en los intereses estratégicos de estas mujeres. Trabajar sus posiciones, posibilitar el acceso a los bienes y recursos económicos, políticos, sociales y culturales, a la formación, a la información, a la toma de conciencia a nivel personal y colectivo de la propia subordinación que sufren las mujeres en general, en definitiva, abrir cauces de participación para impulsar el empoderamiento de las mujeres.

3- Reconocer los derechos sociales y las políticas universales para garantizar las posibilidades de acceso igualitario de hombres y mujeres a los bienes y recursos sociales.

4- Fomentar a través de procesos de participación y empoderamiento desde la perspectiva feminista la capacidad en la toma de decisiones de las mujeres migrantes en todos aquellos aspectos sociales que les afectan directamente.

5. Reivindicar e impulsar medidas a favor de los derechos civiles, políticos y sociales de las personas inmigrantes.

6- Introducir la perspectiva feminista, es decir, incorporar los intereses, necesidades y aspiraciones de mujeres y hombres en el diseño e implementación de programas, recursos y servicios. Crear organismos municipales y forales que velen por el cumplimiento efectivo de la introducción de la perspectiva feminista en las áreas de los servicios sociales y evalúen el impacto de género de los programas y actuaciones.

7- Reivindicar y trabajar para la puesta en marcha de políticas sociales integrales que atiendan a diversos sectores sociales de la población en función de sus características, necesidades, intereses y demandas específicas.

8. Establecer protocolos de atención que prioricen el apoyo a mujeres afectadas por diversas desigualdades sociales.

9- Señalar de forma explícita en los baremos de admisión de los diferentes servicios (ej. asistencia domiciliaria,…) en qué medida las incapacidades detectadas tienen un origen cultural-educativo o funcional.

10- Proponemos el concepto de “desfamiliarización”, es decir, la adquisición y medición de los servicios y prestaciones económicas en base a la adquisición de “derechos individuales”.

¡Democracia real ya!

Atzo Donostiako manifestazioan egon ginen. Hona hemen pare bat argazki. Gehiago ikusi nahi badituzu, gure Flickr-ean sartu.

En el comienzo real de la igualdad

Lucía Martínez Odriozolak El Correon argitaratutako erreportai batetan parte hartu du Juana Arangurenek:

En el comienzo real de la igualdad

16.05.11 – 02:59 –

LUCÍA MARTÍNEZ ODRIOZOLA | BILBAO.
  • La mujer conquista más terreno en la política y en la Universidad que en las empresas
  • Eudel ha incorporado ya a 52 municipios en Berdinsarea, la red en contra de la discriminación y la violencia de género
Si en abril de 1979 las alcaldesas vascas elegidas en aquellas primeras elecciones municipales de la democracia hubieran necesitado viajar juntas, les hubiera bastado un pequeño utilitario. Eran cuatro: la regidora de Elantxobe, en Vizcaya; la de Zizurkil, en Guipúzcoa; y las de Salvatierra y Moreda, en Álava. En los comicios de 2007, habrían necesitado ya un autobús. Son 11 alavesas, 18 vizcaínas y 22 guipuzcoanas. En total, 51 alcaldesas. La diferencia la marca la Ley para la Igualdad de Mujeres y Hombres aprobada por el Parlamento vasco en 2005. Fue un texto pionero, aunque imperfecto, porque establecía que «al menos el 50%» de las personas llamadas a componer las listas electorales debían ser mujeres. Plazandreok, una organización feminista con arraigo en Guipúzcoa, había presentado diez años antes, en las municipales de 1995, una candidatura compuesta solo por mujeres. La encabezaba Juana Aranguren, abogada y feminista. Obtuvieron 2.287 votos en San Sebastián, el 2,41%.
La alegría de listas netamente femeninas no duró mucho. Según recuerda la propia Aranguren, que ahora repite como cabeza de lista, el PP recurrió a los tribunales y finalmente el Constitucional le dio la razón. Las listas debían estar compuestas en una relación de 60 a 40 por candidatos de los dos sexos. No se pueden componer listas de solo mujeres por la misma razón que tampoco puede hacerse de solo hombres: contraviene la Constitución. En abril ha fallado otro recurso del PP. El alto tribunal ha dado la razón a la ley andaluza dictaminando que las listas cremallera -aquellas que intercalan hombres y mujeres a partes iguales- buscan «la igualdad real». Aranguren cree que no se corregirá la mayoría de hombres en política sin dar más oportunidades a que las mujeres sean elegidas.

El uso del tiempo para la sostenibilidad de la vida. Lana eta etxeko lana

La sostenibilidad de la vida requiere de dos tipos de trabajo, el asalariado y el familiar, que las mujeres realizamos. El primero en condiciones de desigualdad y precariedad respecto a los varones y el segundo gratuito, sin ningún tipo de reconocimiento, ni económico, ni social. La situación de crisis en la que nos encontramos hace que las mujeres sean quienes desempeñen los trabajos de atención privada, con unas condiciones laborales especialmente precarias. Percibiendo menos por el mismo empleo, con contratos a tiempo parcial, que supone menores prestaciones, de baja cualificación, con menor promoción laboral.

El Ayuntamiento y la Diputación deben impulsar y garantizar, en todo aquello que está en su mano, el que las mujeres puedan acceder al empleo en condiciones de igualdad. En primer lugar utilizando su condición de contratante de obras, servicios y suministros y su condición de financiador de servicios (como los geriátricos) por la vía de las subvenciones. También, tendrá especialmente en cuenta la situación de la que parten los diferentes sectores de mujeres, según edad, nivel de formación y situación familiar, para diseñar estrategias de formación y fomento del empleo.

Una parte importante de las necesidades vitales de la población donostiarra y guipuzcoana se cubren mediante el trabajo familiar, cuya práctica totalidad desarrollan las mujeres.  La cobertura de las necesidades de atención a estos colectivos con servicios externos a la familia es totalmente insuficiente, y se ofrece sobre la base de que siempre habrá una mujer que realice gratuitamente el trabajo de cuidar.

Las leyes aprobadas en la última década, Ley de Igualdad Vasca y Leyes de Igualdad y de Dependencia estatales, no parecen estar cambiando sustancialmente esta situación, ya que no garantizan un sistema público y universal para la sostenibilidad de la vida. Los servicios que existen en la actualidad ofertados desde el Ayuntamiento o desde la Diputación (escuelas infantiles, centros de día, etc) presentan una oferta insuficiente, en relación al horario, cobertura, etc. Y la actual legislación no prevee la soluciónde esta situación ampliamente agravada por la crisis en la que vivimos.

En este contexto, desde Plazandreok apoyamos la larga lucha de las asistentas domiciliarias en Donostia, denunciando su precariedad laboral en una profesión, altamente feminizada, que a día de hoy, no está reconocida ni valorada, a pesar de la importancia de la misma dentro de la Ley de Dependencia.

Dada su mayor esperanza de vida, hay más mujeres que hombres que viven solas en la edad en que necesitan ser cuidadas, sin que en bastantes casos tengan familiares que les atiendan, o que les puedan dar toda la atención que necesitan. “El derecho a cuidar” no debe ocultar otro tan relevante para
las mujeres como es “el derecho a ser cuidadas”.

La dedicación de las mujeres al trabajo doméstico, al trabajo de cuidar, resuelve de manera gratuita una necesidad que de otro modo requeriría un gran desembolso de fondos públicos. Para algunas es su única ocupación, lo que les sitúa en una posición de dependencia económica nada deseable. Para
las que además tienen una actividad remunerada, la doble jornada es una sobrecarga injusta.

La política municipal y foral tiene que tener en cuenta la existencia y por tanto la necesidad de planificar el trabajo reproductivo, con el criterio de fomentar la creación de servicios externos a la familia y el reparto equitativo y corresponsabilidad entre mujeres y hombres.

Gure proposamenak: Jarraitu irakurtzen

Krokodilo malkoak

Axunek Berrian argitaratutako artikulua.

Krokodilo malkoak

Axun Urbieta. Plazandreok-eko Gipuzkoako hautagaia

Krokodiloek euren biktimak jaten dituzten bitartean negar egiten dute. Edo, gutxienez, hori esaten da. Horregatik, hipokrisiari buruz hitz egiteko «krokodilo malkoak» esaten dugu. Indarkeria sexista —emakumeen kontrako tratu txar eta erailketak— existitzen da oraindik, eta, tamalez, ez da gutxitzen. Komunikabideek egunero gogorarazten digute tratu txarrak pairatzen dituzten emakumeen kopurua goruntz doala eta kasuen %15a baino ez dela salatzen.

Hala ere, feministok geure burua zoriondu beharra daukagu. Orain dela hogei urteko «zerbait egingo zuen» pentsakera gaindituz, gaur egun gizonek emakumeen aurka gauzatzen duten indarkeria gizartearen gaitz moduan ikusten da, zer edo zer lotsagarria, XXI. mendeko gizarte demokratikoek gainditu gabe daukaten ikasgaia.

Jakin badakigu tratu txarrak, gizarte patriarkal honetan, gizonen aldetik emakumeok pairatzen dugun zapalketa eta esplotazioaren ondorio zuzena direla. Gizonak dira tratu txarren eragileak, bortxatzaileak, emakumeen hiltzaileak… Gizonak ziren mutil-lagun, senar, amorante, «ex» edota beste harreman motak. Apaiz, apezpiku, aita santu, enpresari, bankari, ministro, politikari eta, laburbilduz, boteredunak gizonak dira. Eta boteredunek ez daukate botereari uko egiteko gogo handirik. Eta badakigu bakarrik berdintasunean aurrera eginez desagerrarazi ahalko dugula emakumeon kontrako indarkeria.

Udal eta diputazioek orain dela urte batzuk jarri dituztela abian berdintasun politikak eta horiek garatzeko tresnak. Berdintasun legeak ditugu, bat Euskal Autonomia Erkidegokoa eta bestea Espainiako Estatukoa. Indarkeria sexistaren kontrako lege bat ere izan badugu. Eta elkarte politiko guztiek kezka handia adierazten dute. Orduan, non dago hutsegitea? Jarraitu irakurtzen

“El feminismo democratiza la política”. Plazandreok-en ekitaldi zentralaren kronika

Atzo Plazandreok-en ekitaldi zentrala ospatu genuen! Boulevard-a polit-polit ipini genuen, morez jantzita. Zeremonia-maistra bikaina, Nagore Iturrioz. La Omega raperaren indarrez betetako kantak. Edurne Arrizabalaga pailasoaren antzerkia. Eta, nola ez, gure hautagaien mitin iraultzaileak.

Juana Aranguren, nuestra candidata a la alcaldía de San Sebastián, afirmó que “si el feminismo fuera una prioridad para otros partidos, como aseguran, no seguiríamos como estamos”. Entre otras reivindicaciones, abogó por descargar de las espaldas de las mujeres las tareas del cuidado y afirmó que el feminismo democratiza la política porque incluye ella a mujeres, hombres, niñas, niños y personas dependientes.

Por su parte, Axun Urbieta, candidata a la Diputación de Gipuzkoa, reclamó un mayor compromiso para prevenir y combatir la violencia machista. Llamó la atención sobre la escasez de mujeres como cabezas de lista en estas elecciones: “En el siglo XXI a las mujeres nos han borrado del mapa político”.

Giro ederra egon zen. Neska gazteak, kazetarien bat, Medeak-eko kideak, “Esa, esa, esa, Juana alkatesa” eta “Ari, ari, ari, Axun lehendakari” oihukatzen. Bukatzeko, DJ Placida Yeyé-ren eskutik emakumeen musikaz gozatu genuen. Mila esker benetan gurera etorri zinetenei eta ekitaldia antolatzen kolaboratu duzuenei.

Para variar, los medios de comunicación no nos han hecho demasiado caso. Pero bueno, hemos salido en Teleberri y Gaur Egun, nos han sacado una fotonoticia en Berria y han entrevistado a Juana en Radio Euskadi. ¡Necesitamos vuestro apoyo para llegar a más mujeres y hombres!

Más fotos del acto en Flickr